sábado, 24 de octubre de 2015

¿Donde están los leggins de Alaia?


Todos los que amamos la moda tenemos una simpatía especial por Azzedine Alaia, no sabemos muy bien el motivo pero creo que las fotografías junto con mujeronas que le hacía Avedon tienen mucho que ver, forman parte de nuestros primeros recuerdos en los que empezábamos a amar la fotografía, las modelos y la ropa.

Este pequeño refunfuñón salía del calendario oficial para presentar su colección Primavera Verano 2016. Por obra y gracia de la gran Vanessa Friedman, ama y señora del periodismo de moda desde la marcha de Menkes, nos enterábamos de la presentación a la prensa de la colección. La publicación de una fotografía, realizada por la propia Vanessa, y un texto en el que nos decía que Alaia iba en una dirección diferente nos ponía en alerta; Alaia estaba presentando leggins piratas en blanco y negro para el Verano del 2016. Si,  l-e-g-g-i-n-s y Alaia en la misma frase.





Cuando días después presentó la colección no quería ni mirar, me pasé días pensando si quería llevarme el disgusto de ver el desfile completo.Quizás mirando hacía otro lado se me iría olvidando la imagen de los leggins. Ay, mi Alaia.

Mi sorpresa fue mayúscula cuando en la colección los leggins había desaparecido.



Mi cabeza desde entonces no para de pensar en aquella presentación a la presa en la que desaparecieron los leggins. Inevitablemente hay que acordarse de aquella escena de September Issue en la que un tembloroso Pilati tenía que escuchar a Wintour preguntándole: ¿ni color ni fiesta?. En otra escena Anna le dice al mismísimo Oscar de la Renta que el vestido que le enseñaba no le gustaba para el desfile.

Los cotilleos del mundo de la moda son fascinantes. Me encantaría saber quién le quitó los leggins a Alaia.

domingo, 5 de octubre de 2014

Folclore, volantes y olé


No me suelen gustar las colecciones actuales cuya temática esta basada en el folclore español, bueno, el folclore andaluz. Son colecciones que parecen bailes de disfraces, demasiados toreros y  volantes ´que caricaturizan a las modelos.

Es algo que solo me pasa con las imágenes en movimiento porque las fotografías al respecto me parecen de una belleza abrumadora. Esta belleza la recogió el gran Sr. Q en un blog que llamó Die Kastagnetten que no solo abandonó sino que también borró, desde aquí le hacemos un llamamiento para que vuelva a abrirlo.

exposicion_de_yves_saint_laurent_en_madrid_983673102_562x

Salvo el gusto de Balenciaga por los volantes la primera colección que realmente recuerda la inspiración flamenca es este conjunto que aparece en la Alta Costura de YSL de 1979.

Alexander McQueen Spring 2002 4kp9SD_ZB95l b3d204e037e6d7cda18639f9159de04c

El genio McQueen se aproximó a la inspiración en  2002 pero queda eclipsado por aquella maravilla colección de Lacroix AC del mismo año, una auténtica delicia y una colección de visionado imprescindible. Lacroix es ese genio que tiene mil inspiraciones en cada salida y al que tanto echamos de menos en esta época minimal que nos ha tocado vivir, este vestido lleno de lunares del 2008 un ejemplo de costura y una evocación clara al país.

Las colecciones actuales no se acercan al genio Lacroix, tan solo son un montón de tópicos que hacen diseñadores que unos años basan sus colecciones en España y otros en comida rápida, delirante. Para muestra los toreros de Moschino 2012 y Dolce Gabbana 2015.

dolce-gabbana-2015-spring-summer-men-milano-moda-uomo-fashion-italy-spanish-toreador-bull-brocade-embroidery-matador-dots-bomber-jacket-suit-bolero-gr
moschino-womens-runway-collection-2012-spring-summer-designer-denim-jeans-fashion-t1

La única colección que en los últimos tiempos me ha gustado es la de Ralph Lauren (como no) 2013, una colección sutil y coherente con el estilo de la firma.

modern_24020

Por cierto, a esta inspiración deberían volver los Victorio&Lucchino que inexplicablemente abandonaron hace muucho tiempo, me encantaría que volviesen a esta fotografía de 1998. Pero esta ya es otra historia.

1998Victorio and Lucchino fashion show Madrid[1]

miércoles, 18 de junio de 2014

Imprimiendo moda


Las impresoras 3D crean objetos con volumen a partir de un prototipo diseñado por ordenador. Se diseña un objeto y este se imprime, más bien se imprime algún material líquido sobre sí mismo creando objetos. El uso de esta tecnología se ha multiplicado, se pueden imprimir desde prótesis hasta casas.

En moda las posibilidades son infinitas. Puede ser una gran revolución porque por primera vez se puede diseñar como en alta costura, las prendas se pueden adaptar al cuerpo y no al revés. Se podría diseñar con las medidas exactas o escaneando el propio cuerpo para que pueda imprimir el diseño perfecto.

El año pasado Dita Von Teese estrenó el primer vestido impreso en 3D, para ello se utilizó polvo de nylon pero las futuras posibilidades son infinitas. El traje que tan solo pesaba 5 kilos debería entrar en la historia del diseño.
Dita-Von-Teese-in-Michael-Schmidt-by-Albert-Sanchez

Hace unos meses se creó la impresora textil OpenKnit que puede fabricar cualquier prenda a medida.


Bienvenido al futuro.