miércoles, 28 de septiembre de 2011

Si levantasen la cabeza...

     El mundo de la moda es extraño. Es la única actividad artística, que se me ocurra, que se perpetua después de la muerte de los artistas. A nadie se le ocurriría seguir haciendo cuadros bajo la marca Picasso, firmando las obras otros artistas.

     En el mundo de la moda en cambio todo es posible. La inercia financiera que deja la firma del fallecido no se puede perder, se llama a alguien de St Martin´s y a correr. Donde había New Look ahora hay geishas y mañana habrá payasos. Aquí paz y después gloria.

     Dentro de unos años ¿veremos una colección de McQueen llena de rosas y lazos?, ¿como es posible que hayan despedido a Galliano también de su propia firma?, la marca de Josep Font seguirá con un equipo creativo ¿el creará otra marca que se llame "yo no soy Josep Font"? I don´t understand.

     El caso que más me ha impactado, quizás por ser de los más recientes es el de Yves. En el 99 Pinault  compra la marca, pone a Tom al mando (ni mas ni menos) y el pobre Yves se pilla un mosqueo tan grande, al ver su futura "obra" en manos ajenas, que ni siquiera asiste al desfile. Ford ha declarado hace poco que el maestro le dijo: "En 13 minutos de pasarela has destruido 40 años de carrera". Lo siento Tom, yo te adoro, pero el maestro tenía razón. Lo lógico era dejar su legado aparte, y que Pinault crease nuevas casas de costura.

    No nos olvidemos, la moda es una industria. Pero, ¡ay, si alguno levantase la cabeza!

Chanel




Balenciaga




Dior (jeje)


Givenchy (I Love Riccardo)

6 comentarios:

ANDYTOP dijo...

Pero que razon llevas¡¡¡¡

Arthur Gil dijo...

No te falta razón, pero creo que la moda también tiene que evolucionar y si realmente Dior hubiese muerto con su diseñador, así como Balenciaga, Chanel... etc, no existiría continuidad en el tiempo ni la industria de la moda sería tal. Otra cosa es que los diseñadores que ahora ocupan el puesto de director creativo hayan sabido o no mantener el legado que dejó su fundador. Gran post, me gusta lo que haces. Te sigo ;-)

Maika Perez dijo...

Grande Andytop!

Gracias Arthur, tienes razón, además has pronunciado la palabra mágica: industria.

yolanda dijo...

Tienes toda la razón, yo lo he dicho alguna vez con temporadas por ejemplo con demasiados tules en Chanel, cuando la esencia de Coco era precisamente la liberación de la mujer de todo eso, pero también Arthur lleva razón, la moda ha de evolucionar y no perder una casa de modas cuando el diseñador la deja, una continuidad aunque conviviendo en el tiempo con casas nuevas. Aunque lo cierto es que aunque el genio sea sustituido por un maestro la esencia de su creador se va diluyendo. Me gusta por ejemplo Sarah Burton, pero su moda nunca será Mcqueen. Me gusta mucho tu blog. Un saludo

Maika Perez dijo...

Gracias Yolanda. Sarah se merece "casa" propia, me gustaría verla totalmente libre, sin tener que inspirarse en "el maestro.

Nuevo Clasicismo dijo...

Hola. gracias por escribirme en el blog, aunque pensemos distinto al respecto, es bonito contrastar opiniones. Curiosamente estás hablando en este articulo de algo que yo tampoco entiendo. Chanel, Dior y Balenciaga (por poner un ejemplo, pero podemos seguir con Givenchy, Saint Laurent etc...) no fueron simples costureros. su obra tiene un concepto, un espíritu. Me molesta ver cómo quienes diseñan para esa firma lo hacen como si trabajaran para si mismos. Y Lagerfeld es el que mejor ha entendido que trabaja para Chanel y que ha de reflejar en sus colecciones el espíritu de madmoiselle Coco (más o menos...) pero lo de Ghesquiere para Balenciaga clama al cielo. Ha tomado lo superficial, el trabajo de volumenes, sin entender que lo que diferencia a D. Cristobal es la visión majestuosa de la mujer. Vestía a sus clientas como si fueran a ser retratadas por Velázquez. Y eso Ghesquiere no lo ha visto, o lo ha ignorado, o simplemente, no sabe hacerlo.

Un saludo