lunes, 24 de octubre de 2011

Españoles en el mundo

Nuestro diseñador más internacional no es el que más sale en los medios, ni siquiera pisa Ifema. De increíble juventud, ha conseguido en pocos años lo que otros no consiguen en toda su vida: TRIAS.

Después de haber desfilado en Nueva York y de que WWD hable de él, ha presentado este año sus propuestas en París.  Esta presentación no se ha realizado en pasarela, sino en un loft parisino, con las paredes adornadas con fotos de Isabel Muñoz.

Es una marca muy interesante, tras una aparente pureza y simplicidad, se esconde un gran talento. Hay que fijarse mucho en las formas y los materiales; sedas enceradas, materiales tecnológicos, colores creados por ellos mismos. Una maravilla.

En la colección SS 11-12, que han presentado en París, hay mucho mix de tejidos, muchos cortes arquitectónicos. Más moda que tendencia. Detalles en piel en vestidos de noche mezclados con organza. Un lujo. Una actitud. Atemporal.


Este vestido de noche es la joya de la corona. Resume toda la filosofía de la colección:



Es importante como tratan la marca como una empresa, seguro que tienen detrás un Ángel que guarda este aspecto.


Fotos: www.joaquintrias.com

8 comentarios:

Charleston dijo...

sharp
www.pinstripeprince.blogspot.com

ANDYTOP dijo...

Le seguiremos la pista, tiene actitud.

El señor de las Gafas Amarillas dijo...

Que maravilla! Muy fan!

Maika Perez dijo...

Actitud y contactos, que gran mezcla. Grande andy!

En las fotos pierde mucho, al tacto es más maravilloso Sr. de las gafas.

calamarin dijo...

No me gusta nada, y no creo que esté funcionando tanto. Pero hay dinero detrás y eso lo mantiene, por cierto cuando empezó su historia, por comentar la nube de humo que nos querían vender, me estuvieron acosando con mensajes incluso de muy mal gusto en mi blog... eso se llama, ser mafioso... y tener muy poca ética.

Maika Perez dijo...

Calamarin, convencen a Carolina Herrera pero no a tí: muso

Marta dijo...

Yo creo que el vestido es precioso.

Maika Perez dijo...

Un saludo Marta