jueves, 17 de noviembre de 2011

Crónicas versacescas

     La despedida de D&G no fue una sorpresa. Es el fin de un ciclo, el fin del logo que nos ha perseguido durante la última década.

     La receta era sencilla. Crear una imagen de marca, asociarla con el lujo y crear líneas más accesibles para una clase media con ínfulas de grandeza. Esa clase media que durante una década ha corrido tras el logo. No importaba tanto la calidad de la prenda, ni siquiera el dudoso gusto de la misma; ¡era de marca!     El problema es que la ecuación se ha roto. Las marcas, a fuerza de falsificaciones y de no mostrar nada nuevo han perdido la credibilidad. 

     Hay que cerrar el ciclo y comenzar otro. Ahora mismo la tendencia es que que las firmas de lujo diseñen para marcas low-cost. La última, Versace para H&M. Más de lo mismo, un "logo" nuevo, prendas quemadas antes de salir a la venta.

      Han conseguido lo increíble: hacer del low-cost lujo. Colas interminables como las que supuestamente tenía el Birkin, diferenciar una prenda de una cadena que antes era solo "marca blanca", pensar que compramos algo exclusivo cuando lo esta comprando todo el planeta.

     La blogsfera está revolucionada con estas colaboraciones. 

    A los que no parece una aberración no preocuparos. A ellos no les importa. De tanto criticarlas las estamos ensalzando. Buscamos, durante estos días, fotos del maestro, videos y tenemos en la boca todo el día los Horrores de la Moda. Todo esto lo interiorizamos en nuestro imaginario colectivo, de tal manera que acabaremos amando lo que odiabamos.



     A los que amais las colaboraciones, no os preocupeis, posiblemente sois visionarios mayores que los que comenzaron a adorar el pret a porter. No vayais corriendo a venderlas por ebay al doble de precio, pillines, guardarlas que es el principio de un nuevo ciclo.




5 comentarios:

Marta dijo...

¿Tú crees que es el principio de una nueva tendencia en moda? Puede ser, desde luego ya llevamos varias y cada vez que hay una se revoluciona el mundo de la moda.

Si te digo la verdad, yo no voy de aquí allá por ellas porque, sinceramente, puede ser algo más barato que un Versace normal, pero no deja de ser muy caro teniendo en cuenta que lo pueden tener miles de chicas más.

Un saludo!

In fashion with you

Miss Gwilt dijo...

¿De verdad es tan horrenda?

Se llevan marcos y molduras a la cintura.

Me ha gustado tu amor por Benidorm del post anterior: toda arquitectura utilitaria comporta belleza con el paso del tiempo, excepto aquella que nace con vocación de estrella.

Maika Perez dijo...

Marta, es el principio de un nuevo tipo de negocio.

Miss Gwift, peliroja querida, no se si es tán horrenda porque la hemos visto los últimos 20 años y en mejores materiales. Gracias por el post de Benidorm, es justamente lo que quería transmitir.

olieteworldblog.com dijo...

El principio del post me ha encantado y estoy 100% de acuerdo contigo!

Un abrazo,
Nacho

Maika Perez dijo...

Gracias Nacho, me alegra que te guste. Es importante que, estemos de acuerdo o nó, tengamos la libertad de hacer y vestir como queramos.