sábado, 3 de diciembre de 2011

Las campañas más escandalosas

Las campañas verdaderamente escandalosas no son las que normalmente se censuran. Las campañas escandalosas no hablan de sexo, ni aparecen besos ni suelen ser de marcas de moda.




Las campañas verdaderamente escandalosas son las que nos ponen colorados en una mezcla entre vergüenza propia y sentido de la responsabilidad. Son las que nunca deberían necesitar ver la luz, son escandalosas no por la publicidad en si, sino el comportamiento humano que las provocan.



WWF saca estas imágenes para concienciar del proceso de desertificación que sufre el planeta y sus consecuencias.

 La capacidad del planeta para aguantarnos es cada vez menor.

2 comentarios:

ANDYTOP dijo...

Es muy buena.

Maika Perez dijo...

De lo mejor que he visto últimamente en publicidad Andy, muy visual