miércoles, 28 de diciembre de 2011

Campanadas en clave de moda

12    millones de dólares es el presupuesto del desfile en el que los ángeles de Victoria despliegan sus alas.  Es más barato desfilar en París que en ropa interior.

11  rubias han aparecido en las portadas de Vogue España este año, solamente se libran Isabeli Fontana, Katie Holmes y Katie Holmes. Esta claro que las rubias no son tontas.

10  es la puntuación del último desfile de Haider Ackermann, esperemos que le valga para ser el “heredero” y quien decida no pregunte antes a “padrinos”.

9 meses hace que Amaya Arzuaga probó suerte, de nuevo, en París. No se si le habrá ido bien ó mal , pero 7 meses después cerró su fábrica de Lerma. Reflexión a navegantes.

8 2 años ha cumplido el gran Elio Benhayer, merecido Premio Nacional de Diseño 2011.

de Junio abrió sus puertas el Museo Balenciaga y  sorprendentemente, muy pocos blogs de moda tiene un post sobre la visita realizada. A los que si que lo han hecho, les rindo pleitesía eterna.

6 años le ha costado a la Federación Francesa de la Costura acoger a Gianbattista Valli desde que pisó Paris. Tengo predilección por este hombre.



5 años llevamos con el Ego de Cibeles. Muchos grandes talentos que, desgraciadamente en muchos casos, no han tenido continuidad. Esperemos que tengan suerte Roberto y Moisés.

4 son las marcas para las que Karl Lagerfeld debe lanzar colecciones: Fendi, Chanel, Chanel alta costura y Karl Lagerfeld. No cuento las líneas de cada marca ni todas las colaboraciones, sobretodo para no deprimir a quien le ocupa toda su jornada actualizar un blog.

3  años le ha durado el nombre a Cibeles Fashion Week, anteriormente Pasarela Cibeles y ahora Mercedes Benz Fashion Week Madrid. Ojo,  nos encantan los patrocinios, pero cuidado con poner los nombres de los patrocinadores a la semana, no sea que se acabe llamando Carrefour Fashion Week.

2 han sido los ejecutores, que no los responsables, de que la casa del New Look pase a estar donde esta: Gaytten y Venegas. Después de las primeras críticas llega la reflexión, ¿cuanto tiempo tuvieron desde el despido de "el grande" para hacer la colección de alta costura?

1 paloma de la paz, realizada con casquillos de bala de zonas de conflicto, ha donado Benetton a la cuidad de Trípoli. La tendencia de las casa de moda, es y debe ser, un compromiso con el arte en todas sus disciplinas.

Si habéis llegado hasta aquí y no os habéis atragantado, solamente agradeceros vuestra presencia y desearos un ¡Feliz 2012!


Foto Vogue

jueves, 22 de diciembre de 2011

Sirenas en Navidad

     Este año que acaba ha sido el de las sirenas, pero estas no salían del mar sino de las portadas de las mejores cabeceras.



     Para la mitología griega las sirenas eran personajes, mitad ave, mitad mujer (lo de la cola de pez vendría más tarde), cuya voz angelical hacía que los marineros quedasen prendados sin poder cambiar el rumbo y finalmente muriesen entre las aguas.


     Cuenta la leyenda que Ulises tapó a sus marineros los oídos con cera y él se ató al mástil para poder escucharlas. Así, el barco pudo seguir su rumbo sin caer presos del canto de las sirenas.



     Nuestros cantos de sirena navideños vienen disfrazados de consejos navideños sobre como vestir, que comer ó como decorar. Olvidaros de si os dicen que tenéis que llevar los vestidos ó los complementos brilli-brilli, os aconsejo que os tapéis lo oídos como los marineros y que vayáis a contracorriente.

     Yo, voraz lectora y cotilla de gustos ajenos, me ataré al mástil para no caer en la tentación y me sumergiré en todos los consejos con una mezcla de placer, hilaridad y sonrojo. Deseadme suerte.

lunes, 19 de diciembre de 2011

El idioma de los blogs

     El idioma de esta nuestra blogsfera se está extendiendo como la pólvora, yo lo llamo spanglish fashion. Dícese de aquel idioma que, siendo castellano, utiliza terminología inglesa al referirse a palabras referentes a la moda.

     No importa que no se domine el idioma patrio haciendo faltas ortográficas por doquier, lo importante es utilizar numerosas palabras de otro idioma para parecer, inexplicablemente, letrado en moda. No importa tampoco que el nivel de inglés sea, como el de los presidentes de gobierno, penoso. Carece de importancia también que los nombres propios los traduzcamos al castellano en una pirueta digna del "mas difícil imposible".

     No recuerdo la última vez que alguien nombró "primera fila" en vez de "front row", "estampado animal" en vez de "animal print", o "vestido corto negro" en vez de "little black dress". Ejemplos a millares.




     El problema es que lo tenemos tan asumido que no nos extraña leer continuamente estas palabras y pasarlas al lenguaje contidiano. Menos mal que todavía hay gente, fuera de este mundo virtual, que cuando hablas de lo "cool que es el animal print de tu vestido vintage combinado con shopping bag" te mira pensando que pareces una provinciana venida a más, algo así como la cuñada pija de Paco Martinez Soria en los tiempos 2.0.

     No voy a ser yo quien diga como se tiene que hablar, la libertad de Internet tiene también eso, la libertad de que cada uno haga su aportación como quiera. Solamente pretendo que seamos conscientes de que lo habitual no necesariamente tiene que ser lo normal.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Estilismos en reuniones de empresa

     Aunque no lo parezca hay  algo peor que las cenas de Navidad de las empresas: las reuniones de cierre de año.

     Resulta curioso como cada vez que alguien nos da consejos sobre como vestir en reuniones de trabajo acabemos con camisas blancas y trajes negros.

     Un error vestir de negro, tu imagen en estos tiempos no puede recordar el pesimismo, tu lenguaje corporal debe decir: “de esta os saco yo sola”. Fijaros en los políticos: grises y azules, nunca negros. De hecho, es mejor llevar colores vivos para las reuniones, entre tanto traje gris destacas y lo que quieres es que te den voz ¿no?.

     Intentar, en la medida de lo posible, evitar las chaquetas (impensable en hombres pero posible en mujeres). La calefacción suele estar alta y en un despacho cerrado la gente empieza a sudar como pollos. Empezar a quitarte y ponerte la chaqueta proyecta una imagen de estar distraido.

     Error garrafal que aconsejen camisas blancas, jamás te puedes sentar para hablar de “tu a tu” con una camisa que mínimamente se transparente, el trabajo que debes hacer para que la vista pase de tus tetas a tus ojos es batalla perdida.


    En el prólogo a la reunión podrás comprobar que la fauna empresarial sigue con el mismo estilismos que siempre:

-         Jefe: Dícese de la persona que lleva traje a medida y camisas y corbatas horrorosamente combinadas, nada llamativo.
-         Comercial exitoso y personal directivo: Traje Cortefiel y corbata de marca, generalmente Gucci o Loewe. Zapatos con cordones.
-         Mandos intermedios: Totalmente low-cost y con mocasines. Las mujeres igual pero con tacón medio.
-         Trabajadores en general: Trajes de la talla incorrecta, solo sacan el traje para las reuniones y bodas de primas.
-        Administración: Gafas de marca y pendientes de ositos.
-         Blogger sus ratos libres, encuadrado en un grupo sin determinar (hagan sus apuestas):  Analiza lo que le rodea con tal que que no se da cuenta que se le ha abierto la camisa de su traje español de colores y se le ven las tetas.

Todos estos consejos solo son aplicables para antes de la reunión, porque una vez terminada y con la preocupación reflejada en la frente,  lo único realmente importante es que se vuelvan a ver todos el año siguiente. Algo realmente preocupante porque no he visto a nadie dar consejos sobre como ir vestida para sellar la cartilla de desempleo. En esta blogsfera nuestra, pequeño mundo virtual, todo es felicidad.


Fotos: Ana Locking p/v 2012, lo mejor de lo mejor, para trabajar y para lo que querais.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Cuento de Navidad: ensayando mi mejor sonrisa

     Estoy ensayando mi mejor sonrisa. Tengo que ensayar porque los regalos de Navidad están al caer.

     Mis experiencias anteriores anticipan el desastre: acabaré con botas goma de 100€ por aquello de que “me gusta la moda”, láminas de “El Guernica” por aquello de que “me gusta el arte”, osos como pendientes por aquello de que “me gustan las joyas”, objetos a los que llaman DIY por aquello de que “me gusta la artesanía” y  best-seller del momento por aquello de que “me gusta leer”. Todo rodeado de tan buenas intenciones que tengo que sacar mi mejor sonrisa y agradecer el detalle.

      Lo malo es que acabo inmersa en una vorágine de logos que aborrezco, de arte en cartón piedra que detesto, de objetos caros que me parecen inútiles. En resumen, dentro de un  universo al que todo el mundo llama lujo y que me repele.

      No se como explicar que el verdadero lujo jamás lleva logo, que detrás de estos regalos hay un discurso tan interiorizado que cuesta explicar lo contrario, que las botas de goma son tan solo plástico y que en el arte, como en la moda, los clones jamás son como el original.

      Es muy difícil hacer entender que es mejor ir a cualquier Universidad de Bellas Artes y comprar un cuadro al primero que salga por la puerta, virgen todavía de voraces galeristas, quizás no tenga tenga la lujosa enmarcación de la lámina de Picasso, pero tiene más valor.

     Es complicado que te entiendan que lo mejor es que vayan paseando por Madrid hasta llegar a la calle Leganitos. Que suban a visitar a Moisés Nieto, que les enseñe las maravillosas fotografías de Carlos Luque en las que están basados algunos de los estampados de su última colección ego-cibera, que les enseñe los bocetos de Abraham  Menéndez materializados en bordados espectaculares, que le inviten a café y que salgan con una bolsita de cartón (nunca envuelvas los regalos por conciencia medioambiental) con ropa para mí y una experiencia para ellos. No importa que no se acierte con la talla, siempre puedo descolgar la litografía y colgarlo de una percha en la salita.



P/V 2012 Moises Nieto

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Sano, limpio y peluquereado

     Existe cierto pavor en decir que acudes regularmente a la peluquería. No hago más que escuchar a gente que sale corriendo de la misma por miedo al difusor, conversaciones absurdas pidiendo que no se note que has pasado por allí y un ejercito de "it girls" que parece que se han levantado de la cama, se han puesto el traje de noche y directamente sin peinar han aparecido en la fiesta.

     Siento deciros que si os pasa esto no habéis encontrado el peluquero adecuado, y que salir sin peinar, ya sea a comprar el pan ó a una fiesta, me parece una mamarrachada (como algunas de las it-girls a las que me refiero).

     Una cosa es que, en ocasiones, te guste un estilo informal y otra que no le des importancia al peinado. El peinado es la parte más importante del look, mucho más que los zapatos que adoráis. No solo se debe ir a la peluquería sino que se tiene que notar que has ido.

     Me gusta la propuesta del gran Moncho Moreno para Kina Fernandez, con horquillas a la vista. Madre mía, ¡la de tiempo que he malgastado todos estos años intentando ocultarlas!




     Solamente hay tres reglas para el cabello: sano, limpio y peluquereado (palabra que espero que acabe en la RAE). Tampoco me gusta que el pelo te tape la cara en un estilo entre Kurt Bobain y Carinne, mejor recogido.


Foto: Kina Fernandez
  

sábado, 3 de diciembre de 2011

Las campañas más escandalosas

Las campañas verdaderamente escandalosas no son las que normalmente se censuran. Las campañas escandalosas no hablan de sexo, ni aparecen besos ni suelen ser de marcas de moda.




Las campañas verdaderamente escandalosas son las que nos ponen colorados en una mezcla entre vergüenza propia y sentido de la responsabilidad. Son las que nunca deberían necesitar ver la luz, son escandalosas no por la publicidad en si, sino el comportamiento humano que las provocan.



WWF saca estas imágenes para concienciar del proceso de desertificación que sufre el planeta y sus consecuencias.

 La capacidad del planeta para aguantarnos es cada vez menor.

jueves, 1 de diciembre de 2011

La primera portada de... el primer hombre en Vogue

     La primera portada de algo o alguien siempre es un hito. Esta sección que se convertirá en fija en el blog, repasa la primera vez que salió un hombre en la portada de Vogue USA.

     Fue en Noviembre de 1992: Richard Gere.




     Dos años después del estreno de Pretty Woman, Richard Gere estaba en la cima de su carrera. Llevaba un año casado con una super modelo, que allá por el 92 eran estrellas. Un cocktail explosivo para darles una portada.

     Pero no os quedéis con lo superfluo. Esta portada fue, posiblemente, el primer paso de lo que se convertirían las portadas de Vogue mundiales.

    En ese año donde todas las portadas las ocupaban las supermodelos, una avispada editora pensó que la única forma de quitarle tajada a la competencia era poner una portada "rosa", es decir, que gustase tanto a los amantes de la moda como a los devoradores de noticias del cine/corazón. Para que os hagáis una idea, ese mismo mes, Vanity Fair sacó en portada a Liz Taylor y ya lo había hecho con Demi Moore y Goldie Hawn.

     No se podía dejar escapar lectores de esta forma, se necesitaba no perder el glamour de las top, pero acercar la portada a un público distinto. Ahora mismo esa tendencia se mantiene, de hecho, las actrices toman las portadas en un intento de atraer a todo tipo de público.

     Tampoco podemos olvidar que era quinto centenario del descubrimiento de América y era el mes de las elecciones presidenciales que ganó  Clinton. Todo muy American style.

     Supongo también, que las productoras y agentes de ambos moverían todos los hilos posibles, había rumores que el matrimonio era un montaje y se dudaba de la sexualidad de ambos. Impensable cuando ella era una top y Richard el sex symbol del momento.

     Cada portada una historia.