martes, 6 de marzo de 2012

Bella fragilidad

Hemos crecido entre bellas bailarinas y delicadas pastorcillas de Lladró, delicada porcelana que odiábamos de niños porque no las podíamos tocar y odiábamos de adolescentes, por parecernos barrocas para la decoración minimalista de moda.

Años después nos encontramos coleccionando la misma porcelana que odiábamos. La alianza de Lladró con Jaime Hayón, estrella del diseño contemporáneo, se vuelve a materializar con la serie The Guest. Las piezas se presentarón en la parisina Maison&objet, la mejor feria de decoración del mundo, y también han participado los artistas  Tim Biskup y Devil Robots.

THE-GUEST-BY-LLADRÓ-ATELIER1


Eso sí, ahora no hace falta no acercarse a la porcelana para intentar no romperla. Tan solo hace falta tener una cámara fotográfica a mano e intentar conseguir (cosa imposible) imágenes como las que nos presenta el fotógrafo Martin Klimas, especializado en fotografías de alta velocidad.

martin_klimas-1
Fotografías: Lladró, Martin Klimas

2 comentarios:

ana maria bruno dijo...

Que post más curioso y original, es verdad yo recuerdo una que tenía mi tia, que la cuidaba más que a sí misma, no se podía ni mirar, la verdad era presiosa, besos ana

Maika Perez dijo...

La verdad es que es un post distinto, me alegra que te parezca original.