miércoles, 2 de mayo de 2012

Esclavitud estética

El mundo de la moda, seguramente el mundo en general, nos somete a una esclavitud sin límite. No nos muestra imágenes con las que nos podemos sentir identificadas, nos muestra imágenes de lo que nos gustaría ser. Genéticamente preparadas para querer tener éxito y acostumbradas a pedirnos más cada vez, nos vemos arrastradas a querer ser más jóvenes y más delgadas.


untitledimagesCAFIX7XK


Me preocupa la idea de que cada vez necesitamos estirarnos un poquito más, que nuestros rostros parezcan máscaras hichadas rellenas de toxinas y que la edad que representa nuestras manos no coincida con lo que aparenta nuestro cuerpo.  Yo lo tengo claro, he encontrado la postura idónea para que no se me noten las (futuras) arrugas, manos arriba.

5 comentarios:

Lynn / Melancora dijo...

Yo creo que una cosa es preocuparse por la imagen y cuidarse para encontrase bien con uno mismo y otra es cuando se roza la obsesión. El problema es que en algunos casos puede ser muy fácil pasar de un lado al otro. No me preocupa la edad ni la que aparente, solo quiero sentirme a gusto y disfrutar. Espero que eso no implique estar con las manos arriba, je, je.

Dovima con elefantes dijo...

El deseo insano forma parte de nuestra genética; lo único que varía es la forma, no el contenido.

:)

Marialu dijo...

Jejeje, buena idea!!

Un saludo,
Mlu

starenrojo

El mundo de Emily dijo...

Estamos sometidos a mucha presión. Hace falta tener mucha personalidad para no sucumbir ante tantas exigencias.

Alexa dijo...

Pero entonces se te veran las arrugas de las manos. Donde más se nota la verdadera edad de las operadas o hinchadas de botox es en las manos.

Un saludo