miércoles, 29 de febrero de 2012

Curiosidades

¿Quien gana el Premio Cristóbal Balenciaga en 1988? Jesús del Pozo.

¿Quien es finalista del Premio Balenciaga en 1988-1989? Josep Font.

Defilé Josep Font


Curiosa coincidencia cuando 24 años después el nombre de Josep suena con fuerza para ser el nuevo director creativo de Jesús del Pozo ante el triste fallecimiento de este.

Josep Font lleva dos años desvinculado de la firma que lleva su nombre. Este hombre ha sido el único español, después de Balenciaga y Rabanne, en presentar sus creaciones en la Alta Costura parisina. La llamada de Monsieur Grumbach es un lujo que pocos consiguen.

Esperaremos a confirmaciones oficiales, pero sería una gran noticia.

lunes, 27 de febrero de 2012

Moda sacra

Cuenta la historiadora Ludovica Sebregondi que los antiguos usureros florentinos (actualmente llamados banqueros) superaban su lucha entre su actividad mundana y la moral cristiana con la con compra de arte.  La única forma de redimir sus pecados y salvar su alma era la compra de belleza, por aquel entonces arte sacro. De aquí viene el mecenazgo de las importantes familias florentinas.

18424459_334044663297679_213961745305972_923340_88077093_n

Yo,  pecadora confesa, he decidido seguir el mismo camino e invertir en belleza sacra. Como el arte  contemporaneo tira hacia otros de derroteros agradezco al mundo de la moda lo fácil que me lo ha puesto, todo esta impregnado de belleza sacra.

421812_10151334009700176_260751060175_23299129_2008381674_n420154_471227299976_26696569976_1652238_959987635_n

Lo sé, parece una burda excusa para comprar ropa pero, ¿quien soy yo para contradecir a un Medici?.

Las fotografías pertenecen a las propuestas o/i 2012-13, en riguroso orden de presentación al mundo de:  Moisés Nieto,  Emilio de la Morena, Versase, Dolce&Gabbana.

martes, 21 de febrero de 2012

No me pises

     La moda tiene “eso” tan raro de ser atemporal. No me refiero a que transcienda en el tiempo, sino a que no respeta las temporadas. Cuando todavía estamos buscando en las rebajas jerséis après ski, tenemos un ojo puesto en la temporada de verano y otro en el siguiente invierno. Una esclavitud a la que nos sometemos temporada tras temporada, una condena sin indulto posible.

     Ya con ganas de ver el sol y oler a salitre lo mejor es fijarse en las campañas de verano.

chanel

     Propuesta surrealista nos llega en forma de chanclas y cangrejeras, sacadas de playas y piscinas para pasearlas con nuestras mejores galas. Tendencia que no se si calará pero que tiene posibilidades, ya que no hay prenda que se copie mejor y más barato que una de plástico, por lo que nos hartaremos de verlas en nuestras tiendas “favoritas”. 

     Chanel, en su campaña de verano, nos lo presenta con calcetín incluido, por obra y gracia de Lagerfeld &Roitfeld.


christopher_kane___pasarela_638439300_320x480

     Christopher Kane las sube a la pasarela, muy piscineras, combinadas con vestidos muy femeninos.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Investigación+moda

Los blogs durante la MBFW son algo muy divertido. Salvo honrosas excepciones se dividen en dos: los pelotas y los indignados.

Los pelotas son aquellos a los que les parece todo bien, casi obras de arte en movimiento. A los indignados esta semana de la moda les produce urticaria, aunque no se la pierden, y en todos sus post reivindican que falta “industria de la moda”.

Yo, como Nati, que soy muy humana y quiero a todo el mundo adoro a ambos, aunque creo que ambos se equivocan, no todo es blanco o es negro.

Bromas aparte creo que hay algo muy importante en el discurso de la falta de industria, me siento orgullosa de que los blogs los proclamen a menudo y las revistas lo obvien. Solamente incorporaría un matiz. Lo que lo que falta en este país no es industria sino I+D (investigación+desarrollo). Me explico. Lo que hay detrás de esos discursos sobre industria entiendo que es la reivindicación de una industria con unas costureras trabajando a destajo y otras tantas máquinas que hagan piezas sin parar. Con esto competimos contra países emergentes que trabajan más y mejor que nosotros, no hay futuro.

Necesitamos centros tecnológicos que hagan de la moda lo que han hecho los cocineros,  ponerse en vanguardia. Si hace una década nos dicen que un restaurante cerraría la mitad del año para investigar pensaríamos que sería una locura y que no sería rentable.

En moda, desde la incorporación de la seda o el algodón no ha habido ningún cambio de interés. Los diseñadores han ido adaptándose a las necesidades que reclamaba la sociedad, no al revés. La aparición del vestido corto negro, el traje chaqueta femenino y demás es fruto de la deducción de nuevas necesidades, no de invenciones. Es hora de dar un paso más.

Los centros tecnológicos de los que hablo deben desarrollar productos relacionados con  los tejidos que ya expuse aquí,  pero no solamente eso. Se deberían crear programas que permitan encargar la ropa en el mismo momentos del desfile, es decir, haciendo “clic” en tiempo real sobre la ropa se pudiese saber las características de la misma y reservarla ¿por qué no?  Si existen tejidos que se iluminan, ¿por qué no cargar la batería del móvil solamente por contacto con el mismo, sin electricidad?. Ideas hay a millones para poder desarrollarlas.

hussein

La experiencia en otros sectores demuestra que es rentable, que se establece industria alrededor de estos centros tecnológicos y que es algo que deberíamos haber comenzado hace mucho.

Pensáis que deliro, que es un sueño,  pero seguir subvencionando la moda como hasta ahora es tirar dinero. Hay que tratar la ropa como un producto y la moda como arte. No hay producto en el mundo que se haya desarrollado menos que la ropa.


Foto: Vestido de leds Chalayan 2007

domingo, 12 de febrero de 2012

Españoles en el mundo II: Sebastián Pons

La vida está llena de casualidades. Precisamente cuando se está celebrando el segundo aniversario del fallecimiento de Alexander McQueen, uno de sus “discípulos” acaba de volver a desfilar en Nueva York.

El mallorquín Sebastián Pons vuelve a la cuidad de los rascacielos después de ocho años de silencio. Cultivado en St Martins comenzó a trabajar con McQueen en la época en la que el genio tomó las riendas de Givenchy, un doctorado que le sirvió para intentar establecerse por su cuenta y pisar Nueva York. Junto con el también mallorquín Miguel Androver, con el que colaboró durante tres años,  hicieron historia en el mundo de la moda al ser unos de los primeros españoles en desfilar junto a los grandes durante la Semana de la Moda neoyorkina.

Una vez en solitario presentó tres colecciones sobresalientes, durante las temporadas 2004-2005, con gran apoyo de la crítica y poca de los inversores, algo que supongo le llevó ha abandonar su aventura americana, una pena porque todavía nos acordamos de su colección Itaca. Ahora vuelve, casualmente presenta su colección un día antes que Adrover, también durante la Semana de la Moda de Nueva York.

Posiblemente a la colección “Secret garden”, que acaba de presentar, le falta el rodaje que tenía hace casi una década pero es alguien a quien no se debe perder de vista. Han sido catorce salidas donde el diseñador ha querido rendir homenaje a Alexander.

be3e9a2e54d011e1abb01231381b65e3_7

Pienso que debe cuidar más aspectos relativos a la comunicación, no tener pagina web, ni página oficial en facebook, ni nada que se le parezca es imperdonable en la era 2.0. Un eslogan decía que la potencia sin control no vale para nada, pues bien, el talento sin imagen tampoco.

Es importante señalar que mientras nuestras actrices buscan diseñadores internacionales para vestirse, que en muchos casos les facilitan lo peor de las colecciones, Susan Sarandon acude a visitar a Pons en su estudio. Mientras en nuestras revistas pasan por el curriculum de Pons de puntillas en Style lo tienen en su directorio de diseñadores, aunque como digo lleva ocho años en la sombra. Así nos va en la moda española.

martes, 7 de febrero de 2012

Historia de un collar

Siempre he ido por la vida con la filosofía de un joven marchante de arte sin blanca; apostando por los artistas nóveles. Esto se traduce en que me gustan los jóvenes diseñadores, quizás porque es la mejor manera de pagar poco por lo que luego costará mucho ó porque tengo especial simpatía por la gente que se lía la manta y arriesga.

El caso es que hace unos 13 años, en esa época que tenía poca cabeza y menos dinero, se me ocurrió comprar un collar de eslabones. Me dijeron que lo habían hecho unos chicos que habían estudiado Bellas Artes y que habían empezado hacía poco, entre que la historia me conquisto y que es muy fácil gastar el dinero ajeno me lo compré. Años después me preguntaban; ¿es de uno de 50?, no respondía yo, es de Locking Shocking.

Hete ahí que estaba yo tan contenta con mi collar cuando, en 2003, me pongo a ver un programa de corazón (que todavía existe), un programa que en aquella época era una de las pocas oportunidades de ver pequeñas entrevistas con Yves y trozos de desfiles, cuando veo que les habían entregado el premio L´oreal a la mejor colección joven en Cibeles. Me enteré entonces que habían dado el salto a la moda, un paso demasiado arriesgado pensé, no van a llegar a nada.

Les iba siguiendo la pista, cada entrevista en televisión, cada aparición en prensa eran obligadas para mi, eran los que habían echo mi collar, como si les conociese desde siempre. Para mi sorpresa y teniendo que tragarme mis prejuicios iniciales la moda que hacían era excelente. Un año más tarde llegaría el premio Marie Claire y un sin fin de colaboraciones.

Guardé el collar como oro en paño, nunca sentí que se había pasado de moda, hasta que en 2005 me perdieron mi maleta en un avión con el collar dentro, nunca más lo recuperé, mi precioso collar de eslabones.

Casualidades de la vida, fui a visitar el MUSAC  y me encontré a los jóvenes diseñadores de mi collar a un palmo, metidos en unas vitrinas y encadenados (como mi collar). Me pareció un proyecto muy distinto, no había visto ningún diseñador español que apostase de esa forma por el arte.
Un par de años después me enteré con pena que estando en lo más alto se habían separado. Hay cosas que es mejor no preguntar pero supongo que influyeron las ganas de los recientes socios en tener rápida rentabilidad. Es el fin, pensé.

Como siempre me equivocaba, la chica de la pareja se estableció en solitario en el 2008, ese mismo año volvió a ganar el premio L´oreal: Ana Locking.

Esa persona que pensaba que no iba a llegar a nada ahora es un referente, un pura sangre en esa manada que es Cibeles. Pienso que debería haber ganado el premio de Cibeles el pasado Septiembre, con una colección brillante. Ahora acaba de presentar su propuesta otoño-invierno 2012-13, la abertura de una cápsula del tiempo que rememora recuerdos pasados, una propuesta con coherencia, no renuncia a ser ella misma sin repetirse en exceso (los dos problemas de los cibeleros). Esta última colección también merecedora del mencionado premio, no solo por la colección sino por ser una superviviente de este mundo tan duro.

ana

La historia del collar es la mía propia, incluso la de Ana, por eso cuando dice que comenzará fuerte la intercionalización tiemblo, no sea que acabe por irse y con las casualidades que me unen a ella me trasladen a mi también al extranjero. Quizás acabemos algún día, en algún país, encontrando mi collar.